Los Caminos de la Gemología

De la concha como moneda al chip SIM chapado en oro, la humanidad ha sucumbido siempre a lo etéreo cuando imaginativo o mágico y tangible al tiempo añadiendo valor a la alhaja.
Los materiales usados en Joyería o Bisutería han estado múltiples y de variada naturaleza desde que tenemos conocimiento mediante los hallazgos en yacimientos, tumbas y asentamientos humanos. En la antigüedad la ornamentación corporal distinguía a los individuos de la tribu y les unía a sus familias y posicionaba en el rango de estos, sobre todo de las mujeres en la comunidad familiar y a los hombres en las tribus.

La joya, alhaja, joie, bi-jou, schmuckstück cuya raíz en cada lengua nos conduce a un significado diferente:
Alhaja del andalusí / árabe, que quería decir, necesidad / lo que falta / el relleno, referenciado tanto al mobiliario o decoración y vestimentas.

Joya del francés / latín jocoso o alegre “joie” y “bi-jou” del breton Bizon o anillo que proviene del vocablo Bizó dedo, tanto si de relleno o necesidad ornamental se trata o como de alegría o aderezo del cuello al dedo, la joyería tan antigua como la propia humanidad esta referenciada incluso antes de los primeros hallazgos de escritura y sea como recuerdo o símbolo y amuleto destaca a quien lo lleva.


Siempre la joya, sea como alhaja o bijou, o bien Houseki en japonés, ha sido mediante elementos, materiales diversos, metales y piedras (gemas) que llamaremos materiales de joyería o materiales gemológicos en adelante.


C’est joyeux!!! , pas?