Pablo Hasél

Pablo Hasél a la cárcel por cantar

Suscríbete al canal de música Neo Oficial

 

Está en boca de todos últimamente. Pablo Ribadulla Duró (Lleida 1988) conocido artísticamente como Pablo Hasél, es un rapero y poeta español abiertamente comunista. Empezó su carrera musical utilizando el nombre de Hasél a secas inspirado por un personaje de un libro de cuentos de literatura árabe. Posteriormente cambió su apodo a Pablo Hasél. Sus inicios se remontan al año 2005. Con el lanzamiento de su primera demo “Esto no es el paraíso” se dio a conocer en la escena underground española. Su rap político y contestatario siempre ha estado comprometido con la denuncia de las injusticias sociales y su mensaje siempre ha ido en contra de las élites y de las clases bienestantes.

Seguramente sea por eso que el poder judicial lo quiera preso y silenciado, alegando que su mensaje incita a la lucha social y a la revolución. En el año 2014 Hasél fue condenado a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo pues en algunas de sus letras simpatizan con organizaciones terroristas como ETA, los GRAPO o Terra Lliure. También ha sido condenado por injurias a la corona y a las instituciones del Estado. Pero su ingreso en prisión se ha pospuesto hasta ahora. El 29 de enero de 2021 la Audiencia Nacional (AN) notificó a Hasél la obligación de ingresar inminente en prisión. Se le conmina a presentarse voluntariamente en un centro penitenciario en un plazo inferior a 10 días. El rapero ha asegurado que tendrán que venir a buscarle a casa pues no ingresará voluntariamente. La AN, sin la aprobación de la fiscalía, (única acusación durante el proceso) le ha condena a 9 meses de prisión, pero finalmente serán dos años y medio de condena (a causa de las multas económicas).

Está en boca de todos últimamente. Pablo Ribadulla Duró (Lleida 1988) conocido artísticamente como Pablo Hasél, es un rapero y poeta español abiertamente comunista. Empezó su carrera musical utilizando el nombre de Hasél a secas inspirado por un personaje de un libro de cuentos de literatura árabe 1. Posteriormente cambió su apodo a Pablo Hasél. Sus inicios se remontan al año 2005. Con el lanzamiento de su primera demo Esto no es el paraíso se dio a conocer en la escena underground española. Su rap político y contestatario siempre ha estado comprometido con la denuncia de las injusticias sociales y su mensaje siempre ha ido en contra de las élites y de las clases bienestantes.

Este caso es especialmente relevante hoy en día pues Hasél será el primer rapero encarcelado en la Unión Europea. Pero no el primer condenado (Valtonyc está exiliado en Bélgica). Esto marca un precedente histórico peligroso, pues creo que no puede negarse que se trata de un preso político en toda regla. Según Diego Catriel Herchhoren, abogado del cantante: “La Sala de lo Penal de la AN está muy vinculada al legado que el PP aún mantiene en el Consejo General del Poder Judicial (CGPD) y saben que con esta maniobra política, que va más allá de lo que piden las partes, generan un problema al actual gobierno de cara a su electorado. Tanto PSOE como Podemos se han comprometido a derogar parte de la legislación represiva, legado del mandato popular, y ahora tendrán que afrontar que el primer rapero encarcelado esté en España”.

Según Yolanda Quintana, secretaria general de la Plataforma por el Derecho a la Libertad de Información (PDLI) este caso no se ha ajustado a los estándares exigidos respecto a la libertad de expresión, un derecho fundamental protegido en nuestra contradictoria Constitución. Asegura que hace falta reformar la normativa aplicada por la AN por ser demasiado represiva en cuanto a los delitos de injurias a la corona y enaltecimiento del terrorismo. Pero hasta la fecha: “No hay ninguna iniciativa en el congreso para poner en marcha una necesaria reforma del código penal en torno a los delitos que son contrarios a los estándares internacionales que defienden organismos como la ONU o la propia Unión Europea”.
La ley no siempre ha sido tan restrictiva. En el año 2015 en España se endureció el Código Penal, dificultando su reforma, ampliado el concepto de terrorismo y haciéndolo aplicable a muchos más supuestos. Y Se aprobó la “Ley mordaza” con la pretensión de tener un efecto disuasorio en la población; pues las opiniones disidentes al régimen son silenciadas por miedo a una legislación muy represiva. Todo esto tiene serias consecuencias en la libertad de expresión. Patricia Goicoechea directora adjunta del Rights International Spain y experta penal, asegura que: “En los últimos años ha habido varias sentencias condenatorias a raperos y artistas que se pueden considerar como una restricción a la libertad de expresión”.

Por todas las irregularidades que ha habido durante el procedimiento judicial se podría llevar este caso ante el famoso Tribunal Europeo de los Derechos Humanos argumentado una vulneración de la libertad de expresión. Pero por lo pronto una cosa es segura: Hasél entrará en prisión por dar su opinión. Si no plantamos cara a un régimen abusivo y no defendemos nuestros derechos ¿ quién será el siguiente? Porque Hasél no ha sido el único. Se acusó de terrorismo a los jóvenes de Alsasua por una pelea de bar y siguen en presión, Valtonyc sigue exiliado y a este paso cualquiera que sea contrario a la opinión del régimen puede ser condenado y encarcelado con total impunidad.

Pablo Hasél muerte a los borbones

Pablo Hasél, Juan Carlos el Bobón