Políticos

Dice la NASA que la materia oscura corresponde aproximadamente al 85% de la materia del universo, después de leer esta afirmación puedo asegurar que la NASA miente y, no me tengo por un terraplanista ni un anti 5g, pero esos grandes científicos viven en otro mundo, quizás en uno de esos de la teoría de cuerdas. Os puedo asegurar que lo que más abunda en el universo es el ego de los políticos. Llegados a este punto podría dejar de escribir porque se que me estáis dando la razón y si alguien no está de acuerdo con esta afirmación mejor que lea el ¡Hola! o el 10 Minutos.

Nuestros políticos viven en un mundo que no es el nuestro, ellos tienen sus problemas como: cobrar a final de mes y poder ser un mantenido durante muchos años más, mientras nosotros intentamos sobrevivir en un mundo destrozado por ellos, eso sí, con nuestro beneplácito, es que encima de tontos, apaleados. Estos inútiles han desprestigiado esta, llamémosla magna profesión, hasta tal punto, que a día de hoy es casi imposible hablar de algún político bueno como improbable es encontrar un trébol de cuatro hojas. 

Otra de las habilidades de estos mediocres caros es tratarnos como niños o como idiotas, dependiendo del momento. Cuando tratan cuestiones importantes, temas que atañen a una ciudad, nación,  pandemia, etc, te cuentan poco o nada, porque no quieren molestarte con los problemas, ya están ellos para solucionarlos. ¿Recordáis aquella frase de?: ¡calla!, que están hablando los mayores

Después, está la fase desprecio o decirte idiota a la cara y, sinceramente, lo tienen tan asumido que lo hacen sin darse cuenta, para que quede más claro pondré un ejemplo : Hace años un pseudo político me comentó una serie de ideas que él tenía, a lo que le contesté que estaba equivocado. Su respuesta fue rápida “No me has entendido”, a lo que respondí: “¿ piensas que soy idiota ?”, automáticamente se sonrojó, y contestó, “no hombre no, yo no he dicho eso”, entonces le repliqué para suavizar la situación “ yo sí te he entendido, pero puede ser que  tú te hayas explicado mal”.

Como podéis imaginar la conversación no acabó muy bien, y emergió un tema tan manido como el de la crítica constructiva y bla, bla, bla. Sí, habéis adivinado, cuando no saben qué contestar aparece su orgullo herido, las normas del partido, el beneficio social y todas las paparruchas que se les ocurren, sacadas del libro política para dummies.

¿ La solución?, tengo dos: Que los robots se revelen y quedemos sometidos a su lógica o, y es la que más me gusta: Que los gatos se unan y tomen el poder proclamando a Michi I emperador del mundo.